Niveles de Producto

Los encargados de la planeación de los productos deben considerar los productos y los servicios en tres niveles, en donde cada nivel agrega más valor para el cliente, constituyendo una jerarquía de valor para el cliente. La finalidad es crear un conjunto de beneficios que ofrezca la experiencia más satisfactoria al cliente. Los niveles se mencionan a continuación:

 

·       Producto Básico o Beneficio Principal:

Es el producto en sí mismo y satisface la necesidad básica del individuo. Responde a la pregunta de ¿qué está adquiriendo realmente el comprador?.Theodore Levitt cita varios ejemplos y uno de éstos menciona a un cliente quien no quiere un taladro, sino agujeros en la pared.

Por tanto, los mercadólogos eficaces se ven a sí mismos como proveedores de beneficios de productos, no meramente funciones de productos.

 

·       Producto Real o Tangible:

En este nivel es cuando el beneficio principal toma una forma tangible, componiéndose de varios aspectos formales tales como la calidad, la marca, el diseño, el envase y el estilo. Todos estos elementos deben ir combinados adecuadamente para brindar el beneficio principal, es decir, una nueva experiencia.

 

·       Producto Aumentado:

Este nivel involucra una oferta comercial global, es decir, se ofrecen otros servicios y beneficios adicionales al consumidor. Se compone de servicio post-venta, garantía, entrega, financiamiento, etc.

 

·       Producto Potencial:

Abarca todos los posibles aumentos y transformaciones que el producto podría sufrir en el futuro. Es aquí donde las empresas buscan formas totalmente nuevas de satisfacer a los clientes y distinguir su oferta.